La verdadera historia de Pocahontas

Pocahontas

Todas las películas Disney, o la inmensa mayoría de lo que podemos denominar clásicos, están basadas en personajes de antiguos cuentos. Muchos de estos se inspiraron directamente en personas de carne y hueso, como Blancanieves.

Pocahontas, la bella india que se enamoro de John Smith, no es una excepción. Esta hermosa indígena estaría basada en la vida de una princesa india real, aunque su historia no se parece mucho a la que Disney nos daría con su película.

Su nombre real era Matoaka, la hija mayor de Powhatan, jefe de la confederación algonquina. El apodo de Pocahontas, que significaba traviesa, sería dado por los ingleses.

Se trataba de una niña de unos 11 o 12 años, muy lejos de la figura de adolescente, ya formada, que nos da Disney, y quizá lo más decepcionante sea que jamás vivió una historia de amor con John Smith. Simplemente fueron amigos. Esta amistad propiciaría en parte la paz duradera entre los indios y los ingleses.

No obstante, esta jovencita también sería cruelmente separada de su pueblo, pues Samuel Argall la secuestraria con el fin de usarla como moneda de cambio para conseguir la liberación de varios de sus hombres y algún que otro tesoro.

Como no consiguió todo lo que pidió, Samuel Argall se llevaría a Matoaka y la reculiría en Henricus, en el condado de Chesterfield.

Allí, la original Pocahontas, terminaría casándose con un colono inglés y convirtiéndose al protestantismo, cambiando además su nombre por el de Rebeca y convirtiéndose así en la primera india nativa bautizada al cristianismo. De esta unión nacería su hijo Thomas.

En 1616, la joven y su marido viajaron hasta Inglaterra. Esto creó un gran revuelo, ya que se veía a la muchacha como el ejemplo de la integración de los nativos salvajes en las colonias.

Un año más tarde, Rebeca sintió ganas de regresar a su pueblo. Quizá había terminado por desencantarse y deseaba con todas sus fuerzas regresar a su vida con su tribu. No obstante, esto jamás pasó, pues justo un día antes de regresar, la joven murió víctima de la viruela con tan sólo 21 años.

Imprimir


Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top